jueves, 3 de mayo de 2012

Oni Hime. -Cap. 02-

Capitulo 2.

-¿Y como era el?-, preguntaba Midori, hermana menor de Kyoko, -Era... perfecto-,-¿Solo así?-,-Si..-, Kyoko se sonrojo totalmente dejando notar que ella sentía algo por Isshi. La noche avanzo hasta que llego la luna al punto más alto, Midori se retiro a sus habitaciones, y Kyoko se quedo mirando a través de su ventana el paisaje nocturno que el castillo le ofrecía, tranquilidad reinaba en el ambiente, la luna reflejada en el lago que estaba a un lado del castillo, daba un toque romántico a esa velada, únicamente escuchando el canto de los grillos... y ventiscas frescas que rosaban la piel, y hacían bailar los cabellos de Kyoko, ella sentía curiosidad de las palabras de Isshi, cuando le había mencionado que la veía de lejos cuando tomaba sus clases de modales, Kyoko se levanto rápido y salio de la habitación cuidadosamente para que sus doncellas no la pudieran escuchar.


Bajo escaleras, y llego a la planta baja, dejándose asomar los enormes jardines del castillo, se dirijio a el lugar donde le había dicho Isshi, de lejos se dejaba ver un pasillo, que daba a un enorme patio empedrado donde los guerreros entrenaban, dando paso a otro pasillo que daba lugar a el cuarto de entrenamiento, Kyoko tomo una de las lamparas de los pasillos y comenzó a caminar hacia ese lugar, a pesar de que ella vivía en el castillo jamás había entrado a ese lugar, se veía algo lúgubre y muy desolado, poco a poco se fue acercando al cuarto de entrenamiento miro la puerta entre abierta, y salia luz de adentro, abrió la puerta enorme lentamente y vio a Isshi entrenando, únicamente con su hakama puesto, y su pecho al descubierto, Kyoko se quedo perdida al mirar cada uno de sus movimientos que hacia con la katana, sus gestos, su cuerpo a la luz opaca de las lamparas; fue entrando poco a poco adentro del gran salón, sin que el se diera cuenta lo estuvo observando durante mucho tiempo, hasta que Kyoko dejo caer la lampara que llevaba con ella, y comenzó a rodar hasta donde estaba Isshi, Kyoko dio un paso hacia atrás al mirarlo, su aspecto había cambiado por completo, sus cabellos eran negros y color plata, el sonrió al mirarla y dijo: -este es mi aspecto nocturno princesa-, Kyoko sonrió y se sonrojo completamente, Isshi hizo una sonrisa picara tomando una cubeta de agua mojando por completo su cuerpo, se volvió a colocar el hakama, y miro a Kyoko de una forma inocente.


Isshi se acerco a ella, y tomo su mano preguntándole que hacia en ese lugar, donde ella no debía estar -vine a ver si te encontraba-, Isshi la tomo de la barbilla levantando su rostro, mirándola fijamente a los ojos, lentamente fue acercando sus labios a los de ella, Kyoko cerro sus ojos lentamente sintiendo como si su corazón se fuera a salir de su pecho, como si el tiempo se hubiese detenido, parecía lento el tiempo que tomaba en tocarse ambos labios, rosandolos ya un poco, Kyoko abrió los ojos y dio varios pasos hacia atrás, dejándose caer al suelo, -Lo lamento, no debo de estar aquí, sola con usted señor Isshi-, Isshi la tomo de sus manos, ayudándola a levantarse, salieron despacio de el gran salón, para llevarla de nuevo al castillo, comenzaron a caminar, ella a su lado derecho, callados sin decir ninguna palabra, entraron en el pasillo, y Kyoko rozo su mano con la de el sin querer, pero la acción era mutua y tomaron sus manos entrelazando sus dedos, la luz de la luna fue abriéndoles paso en la oscura noche.

Ya en los jardines, Isshi se despidió de ella besando su mano, se dio la vuelta y comenzó a caminar, -Ishii espera-, él volteo asombrado al ver que Kyoko le había llamado ya por su nombre sin el formalismo, -Me llamaste por mi nombre princesa-,ella corrió hacia el, acariciando su mejilla, cerrando sus ojos al sentir la suavidad de sus manos,-No puedes irte así nada más-, Kyoko se lanzo a el dejando en sus labios un beso que cerraba la noche, dejando ver al amaneces lentamente... , -Mi Kyoko-, Isshi dejo salir en secreto esas palabras que la hicieron feliz, -Isshi...-, ambos fueron caminando en lados opuestos, soltando lentamente sus manos... Ese día, ambos había llegado a sentir su corazón latir al máximo, sintiendo los latidos del otro, y diciendo palabras, aunque fuese solo con la mirada, ese día, había nacido el cariño entre ambos seres.





[continuara...]
Capitulo |03|04|05|06|07

Copyright © 2014 Black Moral Яesistance | Designed With By Blogger Templates | Distributed By Gooyaabi Templates
Scroll To Top